lunes, 8 de agosto de 2011

VIAJEROS DEL UNIVERSO

Los jóvenes destinados a ser viajeros del universo atravesaron la cueva hasta llegar a la cripta del Gran Sabio y Conocedor de la Conciencia. Allí les explicó su misión : ir a otra realidad y dar su mensaje.

Les sirvió un brebaje espeso y los jóvenes lo absorbieron telepáticamente. Acto seguido empezaron a oír un zumbido ensordecedor, provocado por el Gran Sabio con su Conciencia. Llegó un momento en que todo desapareció. Sólo sentían cruzar universos, tiempos y realidades, hasta que el anciano dejó de hacer vibrar al Cosmos. Estaban en otro tiempo y en otra realidad. Y empezaron a mandar información a través de su red de Conciencia Única.

“Sólo unos cuántos de luz en el cielo rompen esta gran oscuridad. Espera. Se empiezan a iluminar algunos puntos. Son como puntos que flotan en la atmósfera. Es bastante siniestro. Una gran estrella empieza a iluminar. Sí, muy fúnebre y bélico. Sólo diviso grandes líneas verticales y horizontales que parecen intercomunicar todo. Hemos encontrado Vida, se encuentra a los lados de las líneas que hay en el suelo. Podemos empezar la misión.”

Los jóvenes concentraron la energía en su pecho y comenzaron a vibrar. Las plantas se empezaron a mover de una forma casi imperceptible al ojo humano. Todo seguía en orden para los humanos, el sol se ponía como cada día. Y los coches empezaban a circular.

“El resto de Vida escuchó nuestros cantos y se están acercando. Pero... muy rápido, casi violentamente. Expulsan algo que debilita a la Vida que sí nos entiende. Sólo hay ruido, desconexión, violencia y millones de partículas nocivas. No sabemos si corremos riesgo.”

Poco a poco se fue formando un gran atasco. Jamás habían visto algo así, era horrible. Algunos pitaban y alguno que otro insultaba pero lo peor era la energía que desprendían. Rabia, rencor, egoísmo.... Los jóvenes captaban su energía como polígonos irregulares y esquinas puntiagudas. Alguno rozaba forma geométricas equilibradas, pero eran muy pocos y su energía vital se perdía entre la desequilibrada del resto.

“La energía que desprenden se encuentra en un constante caos. Similar a una guerra, ninguna quiere armonizar con la del resto. Y sus filtros están bloqueados para no poder sentir el infinito. Vamos a probar con Kikynchandu, siempre funciona.”

Pusieron más energía en sus cantos, incluso invocaron a grandes espíritus del Universo pero los humanos no eran capaces de sentirles.

“La forma de Vida dominante no es capaz de vibrar junto con nuestro mensaje, al menos una Vida de menor escala aunque más abundante sí que nos siente, esperemos que les enseñen a los dominantes. Tengamos fe. El universo sólo es Amor y cuándo no sea da el caso es que aún no han recordado el origen de todos nosotros. Volvemos para allá, aunque cantaremos una última vez.”

Por el contrario las plantas seguían vibrando con ellos y gozando por aquella Comprensión y Amor universal, éstas aún mantienen su vibración inicial ligada al Cosmos. Por desgracia los humanos se habían perdido por completo.

“Volvemos. Gran Anciano haznos vibrar.”

Volvieron asustados, aún había rincones en el universo como la Tierra. Totalmente desconectados del Origen.




Éste es el relato en el que participo en el nuevo Vinalia, trippers from the crypt , lo ilustra Ferre, pero por ahora sólo se podrá ver el combo si te estiras un poquito y te haces con la revista, y así colaborar con la causa de la cultura alternativa que tan arriba mantiene la gente de Vinalia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada